Prevención y control de la coccidiosis y su relación con la producción en bovinos
22 noviembre, 2017
Manejo preoperatorio y posoperatorio del dolor en perros y gatos en clínica veterinaria
1 enero, 2018
Mostrar Todo

Protocolo para el manejo de los porcinos en periodo de estrés térmico

Cuando la temperatura ambiental aumenta y se sitúa fuera de la zona de confort para los cerdos, se presenta un desequilibrio y no permite regular la temperatura adecuadamente, a lo que se le denomina estrés calórico.

Las altas temperaturas impiden a los animales regular su temperatura interna para mantener dentro de los límites sus parámetros fisiológicos y de producción. La eliminación del calor en los cerdos se da mediante el jadeo, pero limitada a su capacidad respiratoria y cardiovascular, sobre todo en las genéticas actuales. El mecanismo más eficiente es la disipación de calor que se da por convección (disipación de calor por contacto físico) al estar en áreas más frescas como charcas naturales o artificiales, aireadores húmedos, emisores de neblina (“foggers”), pisos de cemento húmedos o sistemas de goteos, entre otros.

En los sistemas de producción en la República Mexicana, las técnicas utilizadas que permiten disminuir el impacto por el calor o agudizarlo, son variables y dependerán en gran medida a las instalaciones con las que cuenten. Sin embargo, el cerdo requiere climas templados a fríos para poder disipar el calor corporal que lo llegase a afectar. Las altas temperaturas aumentan la frecuencia respiratoria y cardiaca, disminuye el consumo de alimento (se estima en 40 g por cada grado que aumente de su temperatura de confort), afecta la espermatogénesis en los sementales y disminuye la libido. Las hembras suelen bajar su tasa de concepción y como resultado, camadas menos numerosas y de menor peso al destete; aumento en la duración del anestro post-destete y disminución de fertilidad.

En algunas zonas del país se inicia el periodo de estrés térmico alrededor de mes de abril y finaliza en el mes de octubre aproximadamente, esto aunado al aumento de la humedad relativa en la zona del sureste donde se agudiza la disipación del calor.
El uso de equipos e implementación de manejos o programas con aplicación o administración de productos médicos, son indispensables para disminuir el impacto del estrés térmico en los animales. PiSA Agropecuaria sugiere el uso del “Programa manejo de estrés calórico” en cerdos en las diferentes etapas de la producción:

Electrodex® Becerros
Es una mezcla energética que funciona como fuente de alimentación de electrolitos, aminoácidos (glutamina) y carbohidratos de fácil asimilación. Es esencial para células prolíferas como enterocitos y linfocitos. A nivel sistema nervioso central la glutamina juega un papel importante en la desintoxicación de amonio.

Electrodex®
Contiene electrolitos para el restablecimiento del equilibrio hidrolítico. Asimismo, cuenta con vitamina C (Ácido ascórbico), ácido acetilsalicílico (ácido acetoxibenzoico) es un AINE con acción contra prostaglandinas y teniente un agradable sabor a coco. Indicado en los procesos preventivos otratamientos de la deshidratación de los animales.

Complenay®

B 12 polvo Ayuda a la recuperación y mejora del estado general de los porcinos por sus efectos estimulantes y reconstituyentes, posterior a un problema infeccioso o estrés.

Carosen® C.

Es un multivitamínico concentrado hidrosoluble adicionado con vitamina C, estable en agua de bebida. Su composición ayuda a los animales en estados de tención o enfermedad, asimismo, como complemento para mejorar la respuesta inmunológica de los porcinos y en manejos de vacunación.

Recomendaciones de manejo para el control de moscas

Para el control de vectores es recomendable el uso de productos insecticidas que puedan ayudar al cuidado y mantenimiento de la bioseguridad en los diferentes sistemas de producción, ya que parte importante de la presencia de afecciones en estas etapas de estrés calórico pueden estar derivados de la presencia de vectores.

TOTENFLI®
Insecticida granulado para el control de mosca con aparato bucal esponjoso chupador, puede utilizarse en cualquier tipo de instalación.

SINATAQ®
Insecticida con amplio espectro de actividad, puede usarse dentro y alrededor de las instalaciones y estructuras contra los insectos voladores y rastreros.

SINATAQ® 40
Lo hace ideal en áreas con problemas de resistencia, esto gracias a sus ingredientes activos y de fácil aplicación.

ZIROLARV®
Efectivo para el control de la larva de todo tipo de mosca y mosquitos, es altamente seguro para los porcinos.