La incidencia y tratamiento de los problemas respiratorios en aves
3 enero, 2018
Uso de antibióticos para el control de las enfermedades de origen bacteriano en las explotaciones porcinas
4 enero, 2018
Mostrar Todo

Limpieza y desinfección en granjas, puntos críticos en la protección de enfermedades

Dentro de las medidas de Bioseguridad que se han ido incorporando con mayor fuerza en el proceso productivo de una granja y que cada vez son más necesarias, es el de evitar la entrada y eliminar la presencia de agentes infecciosos dentro de las instalaciones. Por ello, una limpieza y desinfección de las superficies y de los equipos de trabajo utilizados en las unidades de producción, garantizan que en las futuras poblaciones de animales que sean incorporadas a estos sitios, inicien con menores riesgos de contagio de enfermedades, ya que se tendrá como resultado la diminución de cargas microbianas.

La limpieza es uno de los procesos que logran la sanidad y el orden en las instalaciones pecuarias, sobre todo cuando en éstas reciban un vacío sanitario (salida y llegada de animales). La elaboración de programas de limpieza, así como la aplicación de estos mismos garantizan una mayor eficacia y una correcta utilización de los recursos que son destinados a este fin. El uso de productos detergentes, son parte complementaria de la limpieza y desinfección, sin embargo, el uso de productos domésticos para realizar el lavado (eliminación de grasa y materia orgánica) no es los más adecuado, ya que se trata de productos que no fueron fabricados para ese fin. Es así como surge la necesidad de fabricar y utilizar detergentes de grado pecuario, derivados de químicos especiales (agentes alcalinos o cítricos) que están diseñados para garantizar la eliminación de grasas y materia orgánica de manera efectiva, con una mayor facilidad de aplicación y remoción, en comparación con los productos de uso doméstico, incluso se sabe que los detergentes de uso pecuario garantizan la disminución de carga bacteriana.

Es importante mencionar que la limpieza sólo garantiza la eliminación de suciedad que se genera en cada unidad de producción (edificios, jaulas, casetas, corrales, entre otros), sin que ésta garantice la desinfección. Para lograr este proceso es necesario el uso de agentes desinfectantes a base de agentes químicos (glutaraldehídos, fenoles, cuaternarios de amonio, etc.) que aseguren la eliminación de virus, bacterias, hongos y algas, que se encuentran presentes en las instalaciones, derivadas de la población de animales que albergaron estos lugares. La desinfección es un proceso altamente efectivo para eliminar enfermedades y prevenir la diseminación de éstas. Por ello la desinfección debe ser de uso obligatorio en un programa de limpieza y desinfección, ya que sin ella solo se está llegando a una sanitación deficiente. La desinfección también se puede utilizar como prevención cotidiana para evitar la entrada de agentes infecciosos a la unidad de producción, utilizándose en arcos sanitarios, túneles peatonales, tapetes sanitarios y en el proceso de lavado y desinfección de unidades terrestres.

Desarrollo de limpieza y desinfección

Las superficies que se consideran para la aplicación de productos como detergente y desinfectantes pecuarios, prácticamente corresponden a todo aquel lugar donde los animales que se alojaron hayan tenido contacto, en especial en pisos y comederos.

Para la aplicación de detergentes, es importante considerar sobre todo, hacer énfasis en la aplicación en superficies como pisos y paredes, ya que en ellas se encontrará el cúmulo de suciedad, además de brindar el tiempo correspondiente de acción del producto, esto con el fin de lograr que el efecto del mismo sea el adecuado y facilitar así la remoción de dicha suciedad. El tiempo mínimo de contacto debe ser de 10 min.

La desinfección debe ser total, es indispensable tomar en cuenta todas las superficies tanto pisos, como paredes y techos. Así como aplicarla cuando estos lugares se encuentren secos del lavado previo, debido a que el aplicar un desinfectante en una superficie que aún cuenta con presencia de humedad podría generar una dilución mayor a la recomendada y verse afectada la acción del desinfectante.

El proceso recomendado para la limpieza y desinfección de superficies en instalaciones de la granja es el siguiente:

  1. Retirar la materia orgánica.
  2.  Proceder a remojar la superficie a limpiar.
  3. Aplicar el detergente y darle el tiempo de acción recomendado.
  4. Remover el detergente con agua y dejar la superficie a tratar completamente limpia.
  5.  Dejar secar para posteriormente aplicar el desinfectante y dejarlo actuar.

Otro punto que se tiene que considerar para evitar la entrada de agentes patógenos a las instalaciones, es el control de entradas de visitas y la desinfección de equipos, materiales y vehículos ingresarán a la unidad de producción.
Se debe contar con duchas con las condiciones y material de calidad necesario para el aseo del personal interno y sobre todo las visitas que ingresan a la unidad de producción, así como prevenir la introducción de objetos ajenos a la unidad, como son: ropa, accesorios y/o equipo de trabajo. Para ello es recomendable brindarle a las visitas lo necesario para su ingreso como: ropa destinada para este fin, como overoles, botas y guantes que garanticen el menor riesgo posible de contaminación a la unidad de producción.

Además lo ideal es disponer de tapetes sanitarios en la entrada de cada edificio, garantizando así la desinfección de cada persona que ingresará a este sitio, con ello se evitará la diseminación de microorganismos existentes dentro de cada edificio donde se encuentren los animales. El mantenimiento y remoción de estos tapetes debe ser de 2 a 3 días o en todo caso, cuando estos se encuentren muy sucios.

En cuanto a los vehículos de transporte que deben entrar a la unidad de producción, se recomienda que sean previamente desinfectados por medio de aspersión con ayuda de arcos sanitarios y/o vados sanitarios. Los cuales garantizaran una desinfección total de los vehículos, previniendo así la diseminación de aquellos agentes patógenos que pueden ser transportados por estos mismos.

Productos recomendados para la limpieza y desinfección

Limpieza

DETEX® es un producto detergente ideal para el lavado de instalaciones y equipos de unidades de producción pecuaria, su mecanismo de acción es el siguiente:
Actúa saponificando las grasas y peptilizando las proteínas presentes en la materia orgánica. Además, es un excelente germicida, disminuyendo parcialmente la carga bacteriana, cumpliendo así el principio de una acción desinfectante, parte de la desinfección terminal.

Indicaciones y recomendaciones de uso de Detex®

En el caso del sistema de espuma (Pistola Espumadora) considerar la dosis recomendada, revisar el rendimiento que la pistola espumadora posea, para garantizar la dosis de efecto óptimo.

El tiempo del producto en la superficie debe ser mínimo de 15 minutos para que las moléculas atrapen la mayor parte de la suciedad y esto dé como resultado desincrustación y remoción de la materia orgánica. Se recomienda hacer uso de equipo de protección personal en la aplicación de detergente en cualquiera de sus métodos de aplicación (guantes, botas de hule, overol, gafas protectoras y cubre bocas).

Desinfección

TH4+®  Es un desinfectante que está compuesto por una base de 4 cuaternarios de amonio (CUA’S), junto con glutaraldehído para un mejor efecto de eliminación de bacterias, virus, hongos y algas. Además de otros compuestos como terpineol que funciona como un repelente insecticida y aceite de pino, que le da un olor agradable a limpieza y lo hace más penetrante en cualquier superficie. Sin duda un producto que garantiza la desinfección idónea para cualquier proceso de desinfección que se aplicará después del lavado de instalaciones y equipo de uso pecuario.

Indicaciones y recomendaciones de uso de TH4+®

Se recomienda hacer uso de equipo de protección personal en la aplicación de detergente en cualquiera de sus métodos de aplicación (Guantes, Botas de hule, Overol, Gafas protectoras y cubre bocas).