Beneficios de una buena higiene en tu mascota
9 mayo, 2017
Beneficios del producto Electrodex®
25 mayo, 2017
Mostrar Todo

Bondades y recomendaciones de uso de la Tiamulina en aves

La Tiamulina es un antibacteriano diterpeno, derivado semisintético de la pleuromutilina. Las pleuromutilinas naturales son productos derivados del Pleurotus mutilus, el cual es un hongo comestible. Se le prepara en forma de sal de fumarato hidrogenado.

El fumarato hidrogenado de tiamulina es un antibiótico usado en la avicultura y es de los pocos antibióticos de uso exclusivo en medicina veterinaria utilizado para tratar enfermedades relacionadas con Mycoplasma (Wafaa et. al., 2009) y Brachyspira (Islam et al., 2009). También son sensibles las bacterias Grampositivas, principalmente Sthaphylococcus spp., Streptococcus spp. y Arcanobacterium sp., así como Ornithobacterium rhinotracheale (Sumano y Gutiérrez, 2008).

La tiamulina administrada a niveles terapéuticos se absorbe relativamente rápido, alcanzando altos niveles plasmáticos entre las 3 y 4 horas después de su administración, distribuyéndose ampliamente en los tejidos y con mayores concentraciones en el pulmón. Se metaboliza en el hígado y es eliminado del cuerpo del ave después de un periodo de retiro de 72 h.
Susceptibilidad in vitro de algunas especies de Micoplasma
Se evaluaron las concentraciones mínimas inhibitorias (CMI) de diferentes especies de micoplasma sensibles a la tiamulina entre las que se encuentra: Mycoplasma gallisepticum, Mycoplasma synoviae, Mycoplasma meleagridis y Mycoplasma iowae durante los periodos comprendidos entre 1975 a 1989 y 1990 al 2000 (Cuadros 1 y 2). Los resultados indican que las CMI para dichas especies de Micoplasma no han cambiado significativamente a lo largo de 25 años en comparación con otros antimicrobianos (Islam et al., 2009). Por otra parte, es importante tomar en cuenta que M. gallisepticum ha sido catalogado como uno de los agentes etiológicos que más preocupa a la industria avícola en todo el mundo ya que afecta la cría intensiva de pollos y pavos ocasionando grandes pérdidas económicas (Wafaa et. al., 2009).
Cuadro 1. Rangos de sensibilidad antimicrobiana de varios antimicrobianos (µg/mL) contra Mycoplasma gallisepticum (MG), Mycoplasma synoviae (MS), Mycoplasma meleagridis (MM) y Mycoplasma iowae (MI), entre 1975 y 1989. (Valks y Burch, 2002).

Cuadro 2. Rangos de sensibilidad antimicrobiana de varios antimicrobianos (µg/mL) contra Mycoplasma gallisepticum (MG), Mycoplasma synoviae (MS), Mycoplasma meleagridis (MM) y Mycoplasma iowae (MI), entre 1990 y 2000 (Valks y Burch, 2002).


Compatibilidad de tiamulina con otros fármacos

Cuando la tiamulina es suministrada en combinación con ionoforos como la salinomicina, narasina o monensina puede producir una interacción negativa produciendo diversas consecuencias como la disminución de la ganancia de peso (Sumano y Gutiérrez, 2008; Islam et al., 2008) o la muerte cuando la tiamulina se incluye a niveles terapéuticos (Islam et al., 2009).

Se ha observado (Islam et al., 2008) que al administrar tiamulina simultáneamente con la clortetraciclina (CTC) tienen un efecto sinérgico antimicrobiano contra M. gallisepticum. Un estudio realizado en pollos infectados con M. gallisepticum donde se utilizó de manera simultánea salinomicina a 60 ppm, tiamulina a 0, 20, 30 y 50 ppm y CTC a 0, 60, 90 y 150 ppm, observaron que el suministro de 20 ppm de tiamulina, no afecto la ganancia de peso y solo cuando se administró a razón de 50 ppm de tiamulina, 150 ppm de clortetraciclina y 60 ppm de salinomicina es evidente una reducción significativa en la ganancia de peso de los pollos. (Cuadro 3). Sin embargo el uso de la tiamulina al mismo tiempo que un ionoforos, no es recomendado.

Cuadro 3. Peso vivo y ganancia de peso de pollos a diferentes intervalos durante la administración continua de tiamulina (TIA) + Clortetraciclina (CTC) y salinomicina (SAL, 60 ppm) vía alimento.


PiSA Agropecuaria tiene al servicio de la avicultura la Carebumina® 25% (fumarato hidrogenado de tiamulina 25%) misma que ha sido sometida a pruebas de estabilidad bajo el proceso de peletizado del alimento, la cual muestra una excelente estabilidad de la molécula obteniendo una recuperación de un 99.9% (Cuadro 4).

Cuadro 4. Porcentaje esperado y de recuperación del fumarato hidrogenado de tiamulina ingrediente activo de la Carebumina® de 5 muestras de alimento peletizado de diferentes etapas y granjas.

En conclusión, la tiamulina es un antibiótico que puede ser utilizado en la producción de aves para el tratamiento de Mycoplasma y Brachyspira spp a un en alimento que lleva un proceso de peletización.

Como medida precautoria cuando se utiliza tiamulina en la alimentación para aves no se debe agregar ningún ionóforo (monensina, narasina o salinomicina) debido a que provocan intoxicación, disminución del crecimiento y hasta la muerte de las aves.