Limpieza y desinfección en granjas, puntos críticos en la protección de enfermedades
4 enero, 2018
Protocolo de Uso de Premezclas Antibióticas en planta de alimentos
4 enero, 2018
Mostrar Todo

Uso de antibióticos para el control de las enfermedades de origen bacteriano en las explotaciones porcinas

Las enfermedades están presentes en las granjas porcinas y afectan a los cerdos en sus diferentes etapas productivas. Los sistemas de producción permiten hasta cierto punto, frenar la entrada a nuevas enfermedades o minimizar su impacto infeccioso. Las enfermedades de origen bacteriano son un punto a considerar para el control de agentes que afectan a las cerdas y a la línea de producción.

Durante el manejo de las cerdas en gestación y lactancia, se pueden presentar cuadros respiratorios, así mismo, cuadros entéricos que afectan esporádica o frecuentemente a los cerdas en sus diferentes etapas productivas. Las cerdas en gestación a diferencia de las hembras de lactancia, se les administra una dieta de mantenimiento que requiere que se aprovechen al máximo los nutrientes, las cerdas de maternidad por el proceso de lactancia, requieren de mayor demanda de nutrientes para mantenimiento y producción láctea para los lechones, además el volumen de alimento será mayor. La Flavomicina (Maxifolipol®) como mejorador intestinal, ayuda a la disminución de las bacterias patógenas (gram positivas y algunas gram negativas) que promueve el buen estado de la vellosidad intestinal y mejora la absorción de nutrientes del alimento en cerdas en la etapa de gestación como en la etapa de lactancia. Así mismo, en la línea de producción como destetes o en engordas.

Los Lechones destetados son más sensibles a los cambios de fases de alimentación, por la adaptación a los diferentes tipos de alimentos y al pasar del consumo básico de la leche materna a los alimentos preiniciadores, siendo en el área de destete el consumo del 100% de alimento. Por lo que es importante mantener la integridad intestinal para un mejor desempeño del lechón y en la etapa de engorda mejorar la absorción de los nutrientes del alimento al limitar el crecimiento bacteriano patógeno, al estimular la producción de ácidos orgánicos por efecto de la Flavomicina en la microbiota intestinal, y permitiendo la reducción en el crecimiento de los organismos con un efecto antimicrobiano indirecto.

También al complementar los programas en la recepción o estancia de los cerdos con un mejorador intestinal y su aplicación en programas de manejo de salud contra enfermedades respiratorias y digestivas en los cerdos. Como es el caso del florfenicol más un tartrato de tilosina con un expectorante (NFL® Max con Expectorante) en alimento, y al ser administrado en las diferentes etapas productivas en la línea como: destete, crecimiento y engorda, al administrarse en choques de entre 4 ó 5 semanas de intervalo, o solamente a la recepción de los cerdos. Esto aplica contra agentes bacterianos para las diferentes enfermedades como: Actinobacilosis porcina, Pasteurelosis porcina, Salmonelosis, Disentería porcina, Enteropatías porcina y Neumonía enzoótica porcina, entre otras enfermedades presentes en la granja. En el caso de los lechones que pasan de la maternidad al destete, se aplica florfenicol y tartrato de tilosina con expectorante (Basetyl®Max) por vía intramuscular, para iniciar una dosis terapéutica inmediata, mientras los lechones regulan su consumo de alimento cuando su administración de medicamento es por vía oral (alimento). Así mismo, se puede repetir el esquema si los cerdos pasan de destete a desarrollo y exista desafío bacteriano que afecte a los cerdos al cambio de instalación.

La enrofloxacina (Piroflox 5%) se utiliza como alternativa en los tratamientos individuales donde los cerdos se ven afectados en las diferentes etapas de engorda, y como producto de primera elección para contrarrestar los efectos infecciosos mixtos. Si los cerdos presentan mayor desafío a problemas respiratorios, se utiliza la combinación de florfenicol con tartrato de tilosina y un expectorante (Basetyl®Max), para contrarrestar los efectos negativos del agente y facilitar la expectoración del cerdo.

La administración de doxiciclina con un expectorante (Valsyn® NF) en el destete, permite tener una alternativa de medicación de amplio espectro de acción, vía agua de bebida. Por lo que al tratar a los lechones cuando no se cuente con un alimento preiniciador medicado con doxiciclina, o cuando es el periodo de aclimatación del cerdo al cambio de etapa y el consumo de alimento no sea regular, presente una dosis terapéutica para el control de las enfermedades presentes en los animales.

Estas acciones tienen como finalidad, incrementar de manera considerable el consumo de alimento y su repercusión directa sobre mejorar la ganancia de peso; así mismo, reducir al máximo la presentación de enfermedades clínicas o subclínicas, con ello mantener la integridad de los animales para su desempeño.

El manejo habitual de los cerdos, durante un proceso infeccioso o la recuperación del mismos, la administración de vitaminas permite el mejor desempeño de los animales, tan sólo en los cambios medioambientales y sociales que se le provoca en el lechón, como consecuencia a la reducción en el consumo de alimento (y por ende de vitaminas), en conjunto con un cambio de alimentación, se agudiza la disminución en el consumo de la ración. Lo anterior ocasiona un fuerte estrés en los animales para producir una reducción en el metabolismo del organismo, con el consecuente aumento de las necesidades nutricionales. La tensión que se ocasiona por cambios fisiológicos de los cerdos, por ejemplo en lechones de destete, reducen la capacidad de respuesta inmunológica al medio donde se encuentran instalados (inmunodepresión). Las cerdas después de su estancia en lactancia sufren de desgaste metabólico por el amamantamiento de sus lechones, por lo que requiere, iniciar de nueva cuenta su ciclo reproductivo y su condición física, que se limita durante el periodo de gestación. Por lo que el uso de productos multivitamínicos (Carosen® C o Carosen® Concentrado) ayuda a fortalecer el sistema inmunológico de los cerdos y el sistema reproductivo en el caso de las cerdas en producción, ya sean administrados por vía agua de bebida o en alimento.

Descripción de productos:

VALSYN ® NF
La dosis recomendada de doxiciclina es de 10 mg/kg de peso durante 3 a 5 días. De 675 a 1000 g de Valsyn NF por cada 1000 L de agua de bebida. En alimento se administra de 125 a 250 ppm (835 g a 1660 g de Valsyn® N F por tonelada).

BASETYL® MAX
La dosis recomendada es de 1mL por cada 20 kg de peso por vía intramuscular, si persisten los signos aplicar el producto 48 horas después.

PIROFLOX®
La dosis recomendada de enrofloxacina es de 2.5 mg/kg /día (1 ml/6.6 kg /día), IM cada 24 horas por 3 días.

NFL® MAX CON EXPECTORANTE
La dosis a administrar es de 1 a 1.5 kg de NFL® Max con Expectorante por tonelada de alimento, por un periodo de 10 a 15 días.

MAXIFOLIPOL®
La dosis a administrar es de 62.5 a 125 g por tonelada de alimento (2.5 a 5 ppm de Flavomicina).

CAROSEN® C polvo soluble
En lechones destetados se recomienda administrar Carosen C® en el agua de bebida o sustituto de leche a razón de 1 sobre (200g) por 1000 litros líquido. La dosis recomendada del Carosen® para óptimo crecimiento y productividad es de 200 g por tonelada de alimento, 30 días antes del parto o durante los primeros diez días del destete o pre engorda.

CAROSEN® CONCENTRADO
En lechones destetados se recomienda administrar Carosen® Concentrado en el agua de bebida o sustituto de leche a razón de 1 sobre (50g) por 1000 litros de agua. Durante el estrés calórico y durante el frio, por cada 500 litros de agua de bebida durante cinco días, pudiendo repetir la dosis cuantas veces sea necesario durante la vida productiva del animal.

En los casos de intoxicación por micotoxinas se recomienda administrar Carosen® a razón de 600 g por tonelada de alimento por cinco días (previo cambio de alimento), para posteriormente reducir a 200 g por tonelada por 10 días más, o bien, 300 g de Carosen® por cada 1000 litros de agua por cinco días, para posteriormente reducir a 100 g de Carosen® por 1000 litros de agua por 10 días más.