Manejo multimodal del dolor en el paciente oncológico
31 marzo, 2017
Vitamina E y selenio en la prevención de retención placentaria en vacas
4 abril, 2017
Mostrar Todo

Salud bucal en caninos

La higiene o salud bucal en los perros es de suma importancia, al igual que en los seres humanos, imagina que nunca lavaras tus diente, ¿Cómo crees que olería tu boca? ¿Cuántos problemas y enfermedades crees que tendrías? Estos son los mismos cuestionamientos que deberás de hacerte sobre el cuidado bucal de tu perro.
Los perros también desarrollan afecciones dentales como las que se presentan en los humanos, entre los problemas más habituales encontramos la halitosis (mal Aliento), infecciones bacterianas de la gingival, formación de sarro y destrucción de las piezas dentales.

Lamentablemente la cultura del cuidado y limpieza bucal en los perros no es del todo clara, y difícilmente se aplica como debería. En este artículo mencionaremos algunas de las enfermedades habituales en la cavidad oral de perros y te daremos algunas de las recomendaciones a seguir para lograr una buena salud bucal.

Afecciones más frecuentes presentes en la cavidad oral en los perros

Halitosis
El mal aliento, es algo con lo que tienen que lidiar casi todos los dueños de perros, sobre todo cuando su convivencia es estrecha. La halitosis es considerada la manifestaciones número uno de mala salud bucal. La halitosis es producida en primera instancia, por la acumulación de restos de comida entre las piezas dentales, que con el paso de los días, su descomposición ocasionan ese olor fétido característico, sin embargo, la permanencia constante de estos restos de comida ocasiona la formación de placa de sarro, que continuara la manifestación de la halitosis de una manera más acentuada.

Formación de placa de sarro
El sarro puede desarrollarse en una pieza dental, pero también puede progresar a la formación de placas de sarro interdentarias, es derivada de la acumulación de restos de comida, que con el tiempo se endurecen y forman una capa alrededor o sobre la pieza dental. El problema del sarro no solo radica en la halitosis que produce, sino también, en el riesgo de infecciones locales en la gingiva, dentro de la raíz, la formación de caries, dientes picados y por último la pérdida de la pieza dental. Así como infecciones sistémicas por el desprendimiento de sarro, que puede llegar órganos internos y desarrollar infecciones digestivas, renales, cardiacas, entre otras.

Gingivitis
La gingivitis es la inflamación de la gingiva o encía, este padecimiento es secundario a la acumulación de sarro en las piezas dentarias, esta acumulación desencadena un proceso infeccioso e inflamatorio en la encía, los signos clínicos son enrojecimiento, hinchazón e incluso sangrados espontáneos por contacto. Si la gingivitis no es atendida a tiempo, la encía puede afectarse a tal grado que se producirá destrucción de la misma hasta la progresión de periodontitis.

Periodontitis
Es la destrucción de la gingiva o encía, derivada de gingivitis crónica; ocurre una degeneración del tejido blando y afección de la pieza dentaria, además de afección en la irrigación e inervación del diente. Por lo general la periodontitis es irreversible, lo que produce que la piza dentaria pierda su sostén. Esto conlleva a la extracción de la piza dentaria dañada.

Consejos para el cuidado de dientes en caninos

Si nunca has realizado el lavado de dientes a tu perro, es importante que visita a tu Médico Veterinario, él realizara una revisión y valorar la condición dental de tu perro, si la condición bucal en tu perro es buena, bastara con la incorporación de hábitos de limpieza, pero si existe un problema dentario, quizá sea necesario realizar algunas acciones médicas para lograr el retorno de la salud en tu perro.
La limpieza dental bajo sedación general, es necesaria en ciertas ocasiones, sin embargo no es recomendable realizarla con tanta frecuencia, ya que implica el uso de fármacos anestésicos, que en uso constante puede suponer un riesgo para tu perro, lo ideal será realizarla de 3 a 4 veces a lo largo de su vida. Estos se pueden evitar o disminuir mediante el cepillado y uso de productos que te ayuden a mantener los dientes sin sarro. La limpieza dental bajo sedación, implica el retiro de placa de sarro en la pieza dental y bajo la encía, y debe de ser realizada por un profesionista experto en el área; la limpieza dental puede ser manual, con equipo odontológico adecuado o mediante equipos de ultrasonidos (Cavitron dental).

El lavado de dientes es una técnica fácil de realizar y evitará la formación de sarro en los dientes de tu perro, este procedimiento es algo debes de realizar rutinariamente, implica el uso de pasta dental especial para mascotas, recuerda que el flúor contenida en la pasta de uso humano puede ocasionar irritaciones gastrointestinales en tu perro, así como cepillos de dientes, estos pueden ser de uso humano o preferentemente de uso veterinario, ya que existen cepillos dentales o instrumentos que te facilitara esta tarea. El cepillado debe de ser realizado al menos 3 veces por semana, si acostumbras a tu perro al manejo y cepillado dental desde pequeño, no tendrás inconvenientes al momento de realizarlo. Existen soluciones y líquidos que evitan la acumulación de comida y sarro en los dientes, los cuales son aplicados en el agua de bebida de tu perro, también tienes a la mano premios, carnazas y juguetes que contribuyen al mantenimiento de la salud bucal de tu perro, te invitamos a consultar con tu Médico la mejor opción para tu perro.

Recuerda que la salud de tu perro debe de ser una prioridad, con ello garantizas su salud, evitas la presencia de enfermedades y aumentas su esperanza de vida, pero no solo lograras la salud de tu perro, sino también, garantizas la salud de tu familia.