Disminución de riesgos de afecciones respiratorias
21 febrero, 2018
Tratamiento de Hipocalcemia
22 febrero, 2018
Mostrar Todo

Protocolo Bioseguridad. Control de roedores

Manejo de plagas en granjas. Control de roedores: una solución para la protección de enfermedades.
Ing. Jesús Manuel Palma López
Asesor Técnico en Bioseguridad

La implementación de medidas de bioseguridad cobra cada vez mayor importancia en las unidades de producción pecuarias (UPP). Sin embargo, la presencia de roedores sigue siendo un problema importante, ya que de nada sirve implementar medidas que limiten la entrada a personas y vehículos, si no se controla la entrada de estos pequeños mamíferos.

La importancia del control de roedores queda clara cuando se analiza la extensión de los daños que pueden ocasionar. Desde el punto de vista económico, éstos provocan pérdidas importantes asociadas al consumo del alimento, a la destrucción de los materiales y equipos de las explotaciones. Sin embargo, el problema de mayor gravedad es su papel como transmisor de agentes patógenos. Es por eso que se les considera como un vector importante.

Los roedores son la plaga más común existente en todo tipo de instalación, sobre todo en los lugares donde exista abundante alimento. En granjas y establos éstos se pueden encontrar fácilmente, existen diferentes especies las cuales se propagan con mayor facilidad en campos abiertos y con libertades de consumo de alimento. Dentro de los roedores más comunes existentes en las unidades de producción encontramos a los ratones domésticos, ratón noruego y ratón de tejado, en la figura número 1 se muestra cada uno de ellos.

Figura No. 1. Principales especies de roedores en unidades de producción pecuarias

 

Este tipo de mamífero contribuye al riesgo de contagiar a las futuras poblaciones de animales que se pretendan albergar dentro de las unidades de producción, es por esto que este tipo de vector se considera el principal enemigo de la sanidad y del costo de producción de cada UPP.

Desarrollo de control de roedores

El diseño de un programa de control de roedores en la producción pecuaria se convierte en una herramienta básica, cuando los conceptos anteriores son asimilados de manera positiva.

Para la aplicación de un programa deben tomarse en cuenta diversos factores como la identificación correcta de la plaga, conocimiento de su biología, elección del tipo de control que se quiera implementar, aplicar los equipos y/o productos con las indicaciones adecuadas y teniendo en cuenta una oportuna estrategia y procurando dar en el blanco (interacción de plaga con el producto seleccionado para su control).

Los planes de control sugieren el uso de controles mecánicos, controles químicos, controles biológicos y controles culturales, se conoce al control mecánico como todos aquellos artefactos mecánicos, eléctricos, barreras físicas y mecanismos que funcionen para la exterminación de este vector, el control químico contempla el uso de productos químicos que son diseñados con ingredientes anticoagulantes de una o de múltiples ingestas, principalmente como la bromadiolona, difetialona, difacinona, entre otras, el control biológico contempla los depredadores que pueden tener estos mamíferos y el control cultural comprende toda medida que se haga en pro de evitar el aumento de la población de roedores.

El uso de un control químico y un programa de control roedores, contribuye altamente a la correcta gestión de un manejo integral de plagas (MIP) Esencial para una correcta alternativa para elevar los estatus de sanidad y contribuir directamente a la bioseguridad de la unidad de producción.

La aplicación anticoagulante debe complementarse con estrategias de aplicación, es importante considerar las zonas donde el roedor es más abundante como lugares con incidencia y zonas de riesgo donde se pueda introducir a la UPP este tipo de vector, para con ello poder garantizar no sólo con el producto que se aplica sino también con una estrategia correcta un mejor control y erradicación de este vector. Las zonas con más riesgo y en las cuales se debe poner mayor atención, son lugares donde se encuentren cercanos a cultivos, canales de riego, canales de desagüe del propio sistema de drenaje, plantas de alimento, entre otros.

La aplicación del producto se puede realizar siguiendo ciertos criterios de aplicación como lo son: hacer uso de guantes, para no contaminar el producto con el pH humano, así como evitar aplicaciones por punto mayores a 150 gr. por cebadero ya que se podría generar una sobredosis, la cual, no garantiza la ingesta y el producto puede resultar al final de todo desperdiciado. Para una mayor protección se recomienda no aplicar producto directamente o expuesto al alimento del ganado de la unidad de producción y en la etapa de control externo a las casetas no aplicar el producto directamente en la entrada de las madrigueras.

El proceso que se recomienda seguir para el control de roedores en las líneas de producción pecuaria más importantes: Avícola, Porcina y Ganado de engorda (Bovinos), es el siguiente:

  1.  Inspección de roedores. Para empezar un control, se debe realizar una inspección para determinar el nivel de infestación del roedor. Si ya se tiene conocimiento de los lugares donde abunda este vector, empezar por esos lugares. Hacer conteo de madrigueras, roedores detectados y delimitar zonas.
  2.  Delimitar Áreas de aplicación. Con la ayuda de un croquis propio de la UPP, o imágenes satelitales, señalar los puntos de aplicación del producto y contabilizar dichos puntos.
  3. Implementación de puntos de control (Cebaderos). Instalar cebaderos en perímetros, zonas donde se detectó la existencia de roedores, perímetros de casetas y lugares cercanos a donde se resguarda el alimento (planta de alimentos, almacén de alimentos, etc.), considerar 5 metros separados cada uno del otro en cebaderos internos y en los que se apliquen en perímetros de la UPP se recomienda aplicarse cada 30 metros.
  4. Aplicar producto químico anticoagulante. Aplicar el producto seleccionado, en cada cebadero, considerar no hacer aplicaciones mayores a 150 gr. por punto. En madrigueras activas aplicar la misma cantidad que se aplica en cebaderos, cuidar no obstruir el libre tránsito de las madrigueras y aplicarlo cercano a cada una de estas.
  5. Hacer un correcto manejo de mortalidad. Retirar los cadáveres de roedores y depositarlos en un sólo lugar, de preferencia alejado de las zonas de aplicación.
  6. Seguir el calendario de aplicación. Es importante seguir estrictamente con las aplicaciones del producto en las fechas que se sugieren, ya que de no hacerlo se puede tener una reinfestación y resistencia al producto aplicado.
  7. Limpieza (Control Cultural). Se recomienda hacer uso de una limpieza paulatina, retirar basura y escombro que se halla aglomerado, eliminar maleza cercana a los edificios por lo menos a 3 metros de los muros, en perímetros eliminar maleza, retirar alimento desperdiciado y seguir un correcto uso de limpieza de edificios.

Productos recomendados para el control de roedores

Para un control de roedores eficiente, se recomienda el uso de productos rodonticidas para atacar el vector en especial y crear un manejo integral de plagas, se debe considerar el uso de productos con registro y autorizados para el uso en el sector pecuario, los productos que PiSA® Agropecuaria recomienda utilizar dentro de las unidades de producción pecuarias.

Control de roedores

DIAMAL® es un rodenticida, formulado a base de bromadiolona, la cual es un anticoagulante de segunda generación, además de ingredientes de la mejor calidad y altamente palatables para el roedor. Por la variedad de sus presentaciones (cereal y bloque), se adapta a cualquier tipo de necesidad y tipo de ambiente, ya sea industrial, urbana, pecuario, etc. Presenta una excelente aceptación por el roedor, ya que sus ingredientes además de ser de excelente calidad resisten a las circunstancias climáticas que se presenten, como lo son humedad, polvo y altas temperaturas. Gracias a sus presentaciones son fáciles de aplicar.

Su aplicación se puede realizar de forma manual, con el uso de guantes para protección y mejor acción del producto, su efectividad es alta ya que una vez que el roedor lo consuma, será suficiente adquirir su dosis letal (DL50), además que no produce recelo, ya que produce un efecto retardado y el roedor no podrá evitar consumirlo por sus instintos de sobrevivencia.

Indicaciones de uso de Diamal® cereal:

Indicaciones de uso de Diamal® block:

La aplicación de Diamal® se sugiere que sea acompañada de un calendario de aplicación, en el cuadro número 1. Se muestra un calendario de aplicación para una infestación alta.

Tabla No.1. Calendario de aplicación para el control de roedores.

Aplicaciones de producto: Diamal® Cereal o block cantidad a aplicar = (dosis recomendada/ # de cebos o madrigueras encontradas) x Número de aplicaciones en esa semana.

Seguimiento y revisión: Revisión de Madrigueras (Conteo) y Manejo de cadáveres (Limpieza).