Terapia de líquidos en caninos y felinos Parte 3
7 junio, 2017
Fluflor Xpectro
21 junio, 2017
Mostrar Todo

La cefalosporina de mayor uso en la producción porcina

La clasificación de los antibióticos se basa en similitudes de sus características fisicoquímicas, englobándolas en grupos de acuerdo a su naturaleza (ácidos débiles y bases débiles), a su actividad (bactericidas y bacteriostáticos), a su farmacocinética (tiempo dependientes y concentración dependientes) y por familias (?-lactamicos, aminoglucocidos, macrolidos, etc). En este caso, las cefalosporinas al igual que las penicilinas pertenecen a la familia de los ?-lactamicos.

Las cefalosporinas revolucionaron los tratamientos contra las bacterias resistentes a otros antibióticos. Debido a cambios en su estructura química, se clasifican en primera, segunda y tercera generación; siendo está ultima, donde se encuentra el ceftiofur cuyas presentaciones son en polvo (sódico) y otra líquida (clorhidrato).

El ceftiofur sódico una vez reconstituido debe almacenarse bajo condiciones de refrigeración y protegido de la luz directa; una vez hecha la mezcla del producto, es estable por cinco días cuando se almacena bajo condiciones de refrigeración a 4°C; a diferencia de las, 12 horas a temperatura entre 15 a 30°C (Sumano y Ocampo 1997). El clorhidrato de ceftiofur es más estable al ambiente ya que su principal característica es que está reconstituida y lista para usarse.

Las evaluaciones farmacológicas indican que tanto la formulación sódica como la clorhídrica presentan la misma reacción farmacológica, pudiéndose emplear sin distinción (Brown y col. 1999). El ceftiofur presenta un bajo poder para generar resistencia, esto debido a que afecta a la acción de la enzima denominada autolisina, que a su vez, media la constante renovación de las unidades estructurales de la pared celular: los denominados nucleótidos de Park. Al alterar las funciones del ácido lipotecoico, se exacerba el efecto de la autolisina, acelerando la perdida de la capacidad formadora de pared bacteriana, induciendo así la destrucción de la bacteria.

La dosis farmacológica del clorhidrato de ceftiofur es de 1 a 3 mg por kg de peso; aunque, existen trabajos que han evaluado hasta 5 mg por kg de peso. La variación de la dosis puede depender del grado de sensibilidad bacteriana aunque no hay una diferencia marcada en cuanto a la concentración del desfuroilceftiofur, metabolito activo del ceftiofur. Los regímenes terapéuticos presentan una farmacocinética similar.

 

Figura 1. Concentraciones plasmáticas del desfuroilceftiofur en cerdos después de la administración intramuscular de una dosis única a razón 3 o 5 mg por kg de peso.

Por otro lado, la respuesta farmacológica se ve influenciada por el estado de salud del cerdo; es decir, cuando está sano las concentraciones del área bajo la curva (AUC) del antibiótico alcanzan un mayor nivel que cuando presenta un cuadro morboso ya sea de origen viral o bacteriano, pudiendo caer el AUC hasta un 70% del parámetro base; este comportamiento también se observa, en la concentración máxima plasmática (Cmax) y en la vida media (T1/2). Tantituvanont A y col (2009) evaluaron el efecto de inocular el virus de PRRS a cerdos sanos y comparar los valores farmacéuticos después de la aplicación del clorhidrato de ceftiofur (Grafica 2).

Gráfica 2: Promedio de algunos parámetros farmacocinéticos del clorhidrato de ceftiofur de cerdos sanos e inoculados artificialmente con el virus de PRRS.

 

Cmax: Concentración máxima plasmática
AUC: Área bajo la curva
T1/2: Vida media del producto
Todos los valores mostrados tienen diferencia estadística (P<0.01)

Aunque la presencia de ciertas enfermedades (virus de PRRS) minimice la AUC para el ceftiofur, no indica que disminuya su efecto terapéutico. Así lo confirmaron Halbur P y col (2000), al evaluar el efecto que tenían los antibióticos (penicilina, tiamulina y ceftiofur), la bacterina y la vacunación contra PRRS, sobre el crecimiento bacteriano del Streptococcus suis aislado de cerdos con meningitis bacteriana, demostrando que la mejor respuesta fue en el grupo donde se aplicó ceftiofur, durante un lapso de 3 días consecutivos (grafica 3).

Gráfica 3: Porcentaje de crecimiento de Streptococcus suis en distintos tejidos, sangre y a la necropsia de cerdos tratados con diferentes antibióticos y biológicos.

SNC: Sistema nervioso central; URT: Tracto Respiratorio alto; Pl, Pt, Pc: Pleura, Peritoneo y Pericardio.
Fuente: Halbur P y col (2000)

En el caso de la epidermitis exudativa causado por Streptococcus hyicus, así como en infecciones asociadas a Staphylococcus aureus, el ceftiofur ha demostrado su eficacia generando menos casos de resistencia (Park y col. 2010), en comparación a los antibióticos de uso común para el control de estas enfermedades (grafica 4). Por otro lado, en el caso de infecciones entéricas causadas por E coli, el ceftiofur es considerado una buena alternativa (Thuy y col. 2010) debido a la menor generación de resistencia que otros antibióticos utilizados para este mismo fin (Grafica 5).

Gráfica 4: Porcentaje de resistencia bacteriana sobre Streptococcus hyicus y Stapylococcus aureus sobre los antibióticos de mayor uso para su tratamiento.

Por último, el ceftiofur es una buena alternativa para el control de las enfermedades respiratorias asociadas a los agentes bacterionos como: Actinobacillus pleuropneumoniae (App) y Pasteurella multocida (Pasturelosis porcina) impactando económicamente a un incremento de la mortalidad, aumento de cerdos vendidos de 2ª y disminución en el crecimiento en los casos crónicos. Archambault M y col. (2010) evaluaron una serie de antibióticos para el tratamiento contra el App, encontrando que la concentración mínima inhibitoria (MIC por sus siglas en ingles) más baja fue para el grupo tratado contra ceftiofur en comparación al resto de los antibióticos (cuadro 1).

Gráfica 5. Prevalencia de la resistencia bacteriana de aislamientos de E. coli provenientes de dos zonas geográficas diferentes.

Cuadro 2: Concentraciones mínimas inhibitorias (MIC por sus siglas en ingles) de diversos antibióticos utilizados en contra de aislamientos de App.

 

Actynoxel RTU® es el nombre comercial del clorhidrato de ceftiofur de PiSA Agropecuaria, se indica para la metafilaxis y tratamiento de las principales enfermedades que atacan al cerdo como son: las diarreas causadas por E. coli en maternidad y destete; la meninegitis bacteriana y epidermitis exudativa causado por Streptococcus suis y S. hyicus respectivamente; así como la Enfermedad de Glässer causado por Haemophilus parasuis enfermedad presente en las etapas de destete y crecimiento, así como la Pleuropneumonia contagiosa causada por Actinobacillus pleuropneumoniae presente en desarrollo y engorda.

Actynoxel RTU® tiene una presentación reconstituida y está lista para utilizarse. Cada mililitro de ActynoxelRTU® aporta 50 mg de principio activo (5%), la dosis recomendada es de 1 a 3 mg por kilogramo de peso.