Vitamina E y selenio en la prevención de retención placentaria en vacas
4 abril, 2017
La importancia de la limpieza del caballo
10 abril, 2017
Mostrar Todo

Evitemp, control de la temperatura corporal

Uno de los signos clínicos que acompaña a las enfermedades infecciosas de cualquier origen etiológico es el aumento en la temperatura, mejor conocido como “fiebre”, así mismo, puede ir acompañado de un proceso de inflamación y dolor de acuerdo al (los) órgano(s) afectado(s). Por lo que afecta los parámetros productivos tales como:ganancia de peso, conversión alimenticia, etc., y en los peores casos puede provocar la muerte del cerdo.
Como coadyuvante para el control del estado febril presente en el cerdo y asociado al los agentes infecciosos de las enfermedades presentes, se utilizan desinflamatorios y antipiréticos que en la mayoría de los casos se usan por vía parenteral (vía intramuscular); aunque, actualmente existe la tendencia de minimizar estos procesos en la población, al optar por medicar vía oral; en el alimento o bien el agua de bebida; siendo esta última la más recomendable. Cuando existe un proceso febril el consumo de agua se incrementa, lo que permite alcanzar rápidamente altas concentraciones del fármaco.

 

 

Entre los productos más utilizados en este tipo de problemas están los antiinflamatorios no esteroidales (AINES) como laflunixina de meglumina , meloxicam, piroxican fenilbutazona, ácido acetilsalicilico, dipirona (metamizol), paracetamol (acetaminofen) entre otros.
La dipirona o metamizol perteneciente a la familia de las pirazolonas, es un fármaco antiinflamatorio no esteroideo, no opioide y presenta fuerteefecto analgésico, antipirético y espasmolítico.. Es un inhibidor de la ciclooxigenasa (COX), por lo que disminuye la síntesis de prostaglandinas y tromboxanos, tiene un efecto analgésico mayor al ácido acetilsalicilico. Se administra por vía oral y su principal vía de eliminación es la renal, puede atravesar la barrera hematoencefálica y placentaria. El metamizol es un profarmaco que se transforma en el tracto gastrointestinal al metabolito 4-metilaminoantipirina (4-MMA), este es fácilmente absorbido, que necesita un corto periodo para alcanzar la concentración sistémica máxima (tmax de 1,2 a 2,0 horas). En el hígado, el 4-MMA se convierte en un segundo metabolito activo, el 4 aminoantipirina (4-AA). Posteriormente el 4-AA se transforma en los metabolitos inactivos 4-formil aminoantipirina (4-FAA) y 4-acetilaminoantipirina (4-AAA).
El paracetamol o acetaminofen es un metabolito activo de la fenacetina, posee actividad antipirética y analgésica, pertenece al grupo de los analgésicos antipiréticos derivados anilínicos o del paraminofenol. El acetaminofeno es mejor antipirético que el ácido acetilsalicilico, pero con efectos analgésicos más débiles y no tiene capacidad antiinflamatoria. No posee valor como antirreumático y no inhibe a las endoperoxidasas que sintetizan prostaglandinas. Para su acción analgésica se ha efectuado un efecto central en el tálamo y sus radiaciones a la corteza cerebral, así como una acción tisular o periférica del tipo de los AINE´s. Su efecto antipirético se debe a su acción inhibidora de COX-2 en gran parte a una acción vasodilatadora a nivel hipotalámico. Después de su administración oral, su absorción es rápida y completa en el tubo digestivo, alcanzando concentraciones plasmáticas después de 15 a 30 minutos. Se fija poco a las proteínas y se distribuye en todos los tejidos. Atraviesa barreara placentaria y puede ser excretado en leche.
La combinación de estos dos analgésicos es segura en el tracto gastrointestinal cuando se administra a dosis terapéutica (Sánchez y col, 2002). PiSA® Agropecuaria con el fin de observar el comportamiento de estos medicamentos llevó a cabo un estudio en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, donde se realizó la evaluación para determinar el efecto en la combinación de dipirona más paracetamol.
Se utilizaron 20 cerdos de 20 kg cada uno en buenas condiciones de salud, sin ser sometidos a ningún tratamiento con algún antibiótico. Se dividieron en dos grupos (Grupo 1: control y Grupo 2: tratado). Al grupo 1 se le ofreció agua sin ningún aditivo mientras que al grupo 2 se le ofreció Evitemp® mezclado en el agua de bebida a razón de 10 g por cada 20 litros de agua de bebida.

 

 

Una vez seleccionados los animales, fueron inducidos por vía parenteral con una solución pirógena de 0.035 mg/mL de lisado lipoproteíco de Escherichia coli, serotipos 0127:B8 y 055:B5 (Sigma – Aldrich, USA). Se inoculó a razón de 5 µg/kg de peso. Esta dosis induce un incremento de 1°C o más en menos de 4 a 5 horas (Johnson y Von Borell 1994).
Se midió la temperatura rectal desde un día antes del inoculo y hasta después de 8 horas del mismo con intervalos de 30 min cada uno. En el grupo control se detectó un incremento de temperatura de 1.3°C + 0.5°C como pico posterior a la inoculación de la solución pirógena y disminuyó lentamente para llegar a niveles basales hasta las 24 horas posteriores. Por su parte el grupo tratado con Evitemp® registró una elevación no significativa de temperatura de tan solo 0.3°C + 0.4°C manteniéndose de esta manera durante todo el ensayo (P>0.001).
Gráfica 1: Comportamiento de la temperatura corporal de cerdos sometidos a piréticos y su respuesta al administrarse en el agua de bebida con Evitemp® (Combinación de dipirona más paracetamol) comparados con el grupo control.

 

 

Se concluye que la administración del Evitemp® evito la elevación de la temperatura cuando se administra oportunamente en un proceso febril, en este caso de origen bacteriano.
Evitemp® es el nombre comercial de PiSA Agropecuaria para el producto con la combinación de dipirona (metamizol) a razón de 13.5 g y paracetamol (acetaminofen) a razón de 15.2 g por cada 100 g de producto terminado. Está indicado para los cerdos en todas las fases productivas como analgésico, antiespasmódico y antipirético.
Ayuda a combatir el estrés producido durante el cambio de etapas, transporte, etc., es coadyuvante en el tratamiento de enfermedades sistémicas, respiratorias, digestivas o nerviosas que afectan severamente los parámetros productivos como son la pérdida de peso, incremento en conversión alimenticia, entre otros. Así mismo, evita los efectos posvacunales (PRRS, Circovirus, etc). En cerdas posparto disminuye el dolor mejorando la lactación y mejor aceptación de los lechones.
La dosis recomendada es de 10 g por cada 20 litros de agua de bebida, correspondiendo a una dosis farmacológica de 10 a 12 mg de cada principio activo por kg de peso vivo por un lapso de 24 hrs; siempre y cuando se considere un consumo de agua entre 100 a 120 mL por kg de peso por día en caso de animales con fiebre.