Protocolo Bioseguridad. Control de moscas
21 febrero, 2018
Protocolo Bioseguridad. Control de roedores
21 febrero, 2018
Mostrar Todo

Disminución de riesgos de afecciones respiratorias

Las diferentes enfermedades que afectan a los cerdos es un punto a considerar para su control, el uso de antimicrobianos contra los agentes infecciosos en cerdas y línea de producción, permite frenar las enfermedades o minimizar su impacto infeccioso.

El manejo de las cerdas en gestación y lactancia, puede desencadenar la presentación de cuadros respiratorios; asimismo, cuadros entéricos que afectan esporádica o frecuentemente. Las cerdas en gestación por su manejo básico preventivo, por aplicación de biológicos contra enfermedades, ya sea viral o bacteriana, repercute en procesos infecciosos originados ocasionalmente por el propio manejo. Esto lleva a realizar manejos en administración de medicamentos ya sea vía agua de bebida o alimento, o en forma selectiva con algún producto inyectable. El uso de sulfacloropiridazina con trimetroprin (PISAMIX® PLUS) ya sea por vía oral en agua o en alimento, permite el control de los procesos infecciosos administrado por un periodo de 3 a 7 días, esto de acuerdo a la vía de administración elegida. Las hembras en lactancia por los manejos propios de cada granja y bajo el esquema de producción, requiere de un soporte metafiláctico para disminuir cerdas con problemas de mastitis metritis agaláctea (MMA), control de enfermedades como: Enfermedad de Glässer, Actinobacilosis porcina, Erisipelosis o Salmonelosis entre otras enfermedades y disminuir el riesgo durante la etapa de lactancia o para el destete de los lechones. El uso de amoxicilina (A.M.X. 60%) o en combinación con Fumarato hidrogenado de tiamulina (CAREBUMINA® 25%), disminuye la presión de infección y mejora los parámetros productivos al disminuir la mortalidad. Así también, la administración de Clorhidrato de clortetraciclina en combinación con Fumarato hidrogenado de tiamulina (Neumoenter® Plus) permite tener un mejor control contra los agentes involucrados en los procesos infecciosos respiratorios, digestivos y sistémicos, así como de facilitar la rotación de principios activos para el control de enfermedades. El uso de un antibiótico inyectable en cerdas como en lechones, permite hacer manejos selectivos sobre todo en animales en los que se dificulte su desplazamiento, el consumo de alimento o el agua, la aplicación de amoxiclina (A.M.X.® LA) vía intramuscular es una herramienta para los manejos individuales de los cerdos.

Los lechones destetados son más sensibles a los cambios de fases y adaptación a los diferentes tipos de instalaciones de las granjas, los agentes bacterianos tienen la capacidad de provocar mayor daño, ya que, en esta etapa, los lechones están más susceptibles a las enfermedades. Por lo que es importante mantener la integridad de cerdos para un mejor desempeño. El uso de un antimicrobiano en la recepción de los lechones en la etapa de destete por vía oral en agua de bebida, permite bajar el desafío de los agentes bacterianos con la administración de sulfacloropiridazina con trimetroprin (PISAMIX® PLUS), como tratamiento básico contra enfermedades secundarias presentes en la granja.

El uso de amoxicilina se recomienda en el control de enfermedades como: Enfermedad de Glässer, Salmonelosis, Epidermitis exudativa, Estreptococosis, entre otras enfermedades susceptibles. Se puede complementar con el uso de Fumarato hidrogenado de tiamulina (CAREBUMINA® 25%) para el control de Neumonía enzoótica e Ileítis porcina.

La administración de Clorhidrato de clortetraciclina en combinación con Fumarato hidrogenado de tiamulina (NEUMOENTER® PLUS) es una alternativa para esta etapa, para el control de los agentes que interactúan en el Complejo Respiratorio Porcino (CRP), estás medicaciones complementan el manejo a la recepción, o estancia de los cerdos como programas de manejo de salud contra enfermedades respiratorias y digestivas en los cerdos. Al ser administrado en las diferentes etapas productivas en la línea como en el desarrollo, crecimiento y engorda; las cuales pueden administrarse en choques de entre 4 ó 5 semanas de intervalo, o solamente a la recepción de los cerdos. Esto con el objetivo del manejo adecuado de ciertas enfermedades como: Actinobacilosis porcina, Pasteurelosis porcina, Salmonelosis, Disentería porcina, Enteropatías porcina y Neumonía enzoótica porcina entre otras enfermedades presentes en la granja.

La administración de sulfacloropiridazina con trimetroprin (PISAMIX® PLUS) durante la etapa de engorda, permite tener una alternativa de medicación de amplio espectro de acción, vía agua de bebida, cuando no se cuente con un alimento medicado con sulfacloropiridazina con trimetroprin, esto en periodo de aclimatación del cerdo sea por un cambio de etapa, o por manejo de vacunaciones. Asimismo, el uso de Clorhidrato de clortetraciclina en combinación con Fumarato hidrogenado de tiamulina (NEUMOENTER® PLUS) permite el control de enfermedades que afectan a los cerdos en engorda, estas acciones tienen como finalidad, incrementar de manera considerable el consumo de alimento y su repercusión directa sobre mejoras en la ganancia de peso, reducción de presentación de enfermedades clínicas o subclínicas, y con ello el mantenimiento de la integridad de los animales para su óptimo desempeño.

Recomendaciones de uso de productos PiSA Agropecuaria:

PISAMIX®PLUS
La dosis recomendada de Pisamix®Plus es de 1 g por 5 kg de peso. (En destete administrar de 1 a 2 kg de Pisamix®Plus por 1000 L de agua, en cerdos de engorda administrar de 2 a 3 kg Pisamix®Plus por 1000 L de agua).

A.M.X. ® LA
La dosis recomendada es de 15 mg/kg de peso (1 mL por cada 10 kg de peso). La dosis se puede repetir a las 48 horas.

A.M.X.®60%
La dosis recomendada de Amoxiclilina es de 200 a 400 ppm. (333 g a 666 g de A.M.X. ® 60%) por un periodo de 7 a 15 días.

CAREBUMINA® 25%
La dosis a administrar es de 30ppm a 200ppm (de 120 g a 800 g de CAREBUMINA® 25% por tonelada de alimento).

NEUMOENTER®PLUS
La administración de 300 ppm de Clorhidrato de clortetraciclina más 100 ppm de Fumarato hidrogenado de tiamulina (2 kg de Neumoenter® Plus) por tonelada de alimento, por un periodo de 7 días, durante el periodo de riesgo.